domingo, 11 de mayo de 2014

Técnicas de fundición de oro


El oro es un metal precioso que frecuentemente se usa en joyería y en otros objetos decorativos muy finos. En general, los joyeros y los artesanos funden el oro para moldearlo o para darle una forma nueva y crear nuevos objetos. Para fundir el oro de manera correcta, debes tener conocimientos básicos de su composición y su punto de fusión, y también debes tener las herramientas, el equipo y las técnicas correctas. 

Comprende la composición del oro 

El oro se presenta en diferentes quilates, por ejemplo: 10, 14, 18 y 24. También se presenta en diferentes colores, entre los que se incluye el rojo (también conocido como rosado), verde, blanco y amarillo. Los distintos quilates y colores de oro contienen metales diferentes; de hecho, el único tipo de oro que es puro (es decir, que no contiene otro metal más que oro) es el amarillo de 14 quilates. El amarillo de 18 quilates contiene plata y cobre, mientras que el oro amarillo de 10 quilates contiene mayores cantidades de plata y cobre. El oro verde contiene oro y plata y el rojo contiene oro y cobre. Estas diferencias en la composición explican por qué los diferentes tipos de oro tienen diversos puntos de fusión. 

Conoce los puntos de fusión del oro 

Un punto de fusión es el número de grados Fahrenheit en el cual el oro se funde. El punto de fusión del oro depende de su composición o tipo. Por ejemplo, el oro amarillo de 18 quilates tiene un punto de fusión de 1700 grados Fahrenheit (926.66ºC). El punto de fusión del oro amarillo de 14 quilates es de 1615 grados Fahrenheit (879.44ºC), y el del oro blanco de 10 quilates es de 1975 grados Fahrenheit (1079.44ºC). Como puedes suponer, cuanto más puro es el oro, más baja es la temperatura que requiere para fundirse; por lo tanto, el oro que está mezclado con otros metales tarda más tiempo en fundirse. 

Usa un crisol para fundir el oro 

Un crisol es un recipiente pequeño con forma semiesférica que se emplea para fundir metales. Es un recipiente altamente refractario, es decir que refleja mucho del calor en el metal. Antes de fundir oro en un crisol, debes asegurarte de que el recipiente esté limpio para que tu oro no se contamine. También asegúrate de que el pico vertedor del crisol esté abierto, ya que seguramente viertas el oro fundido en algún molde. 

Tipos de sopletes para fundir oro 

Para fundir oro necesitas un soplete que alcance la temperatura suficiente. Los sopletes de butano, de propano y de oxiacetileno son todas buenas opciones para la fundición del oro. Un soplete de butano puede alcanzar una temperatura de 2500 grados Fahrenheit (1371.11ºC), uno de propano alcanza una temperatura tan alta como los 3600 grados Fahrenheit (1982.22ºC), mientras que un soplete de oxiacetileno, que también se conoce como soplete oxigas, combina acetileno y oxigeno y llega a calentarse hasta los 6300 grados Fahrenheit (3482.22ºC). 

Otros suministros que necesitas para fundir oro 

También necesitarás un fundente (una sustancia hecha de bórax que ayuda a los metales fundidos a fluir más fácilmente), y una varilla de agitación (una varilla de vidrio) con la que puedes mezclar el oro a medida que se funde. 

Técnica básica para fundir oro 

Una vez que hayas colocado el oro que quieres fundir en el crisol, agrégale una pizca de fundente. Luego, enciende el soplete y ajusta la llama de modo que no sea ni tan baja ni tan alta. Aplica la llama directamente sobre el oro e intenta mantener el oro completamente cubierto por la llama del soplete a medida que lo vas fundiendo. Usa la varilla de agitación para mover el oro que se va fundiendo y determina su estado. Funde el oro tan rápido como puedas y viértelo en un molde ni bien se haya fundido. 


Publicado en: Ehowen Español
Escrito por Rose Brown
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario